5 verdades que demuestran que tener buena autoestima no es ser egoísta

Una de las principales razones por las que muchas de las personas que visito se limitan es porque no se dedican más tiempo a ellas mismas, pero sí dedican mucho a los demás.

¿Te pasa? ¿Te sientes egoísta cuando te dedicas tiempo? ¡Incluso puede que te lo hayan dicho!

Si es así, sigue leyendo, porque voy a explicarte las diferencias básicas entre ser egoísta y cuidarte a ti misma.

 

  1. La persona más importante de tu vida eres tú.

    Seguro que más de una está pensando en este momento: “¡No! son mis hijos, mi pareja, mi…” ¿Y tú? La primera persona que necesita tus cuidados eres tú, y eso no significa que tus seres queridos no sean importantes.

Poner a los otros antes que a ti misma (excepto en situaciones de crisis o tener un bebé) está atentando directamente contra tu autoestima.

 

  1. Tener una buena autoestima NO es tener el ego por las nubes.

Quererte es algo innato. ¿Qué debe haber ocurrido en tu vida? ¿Qué debes haber absorbido de tu alrededor para que no se produzca?

Las personas narcisistas, a pesar de lo que pueda parecer, carecen de una buena autoestima porque necesitan aparentar (a veces mucho) lo que no tienen. Necesitan la valoración exterior porque interiormente carecen de ella.

 

  1. Estar a gusto con contigo misma NO es mostrarte superior a otros.

 Es cierto que en los tiempos que corren tener una buena autoestima escasea. En ocasiones, da la sensación de que por ello debe esconderse. ¡Pero bueno! El mundo al revés.

No te gustaría escuchar de tu hermana, por ejemplo: “Qué bien me sienta este top, me encanto, estoy guapísima, soy guapísima” o “la verdad es que soy una tía inteligente” u “Hoy prefiero no quedar, estoy triste y me quedo en casita, recogida”.

 

  1. El miedo al juicio te enjaula

A mí también me pasado, y en ocasiones todavía me pasa. ¿Qué dirán si… Si me muestro así, si me pongo esto, si dejo de hacer lo otro…?

La clave: aunque lo pienses, déjalo pasar y no permitas que sea más fuerte que tus deseos. No es una lucha. Si hoy no te sobrepones, no pasa nada, que sea mañana. Aquí puedes leer sobre cómo subir tu autoestima

 

  1. El desinterés por otros y estar egocentrada

Para mí, esto tiene que ver con el egoísmo: no tener interés por tus seres queridos o estar tan centrada en ti misma que pierdes perspectiva.

Amarte de una manera sana y natural no hace que pierdas el rumbo, al contrario, hace que quieras mejor. Sabiendo tus prioridades y tus necesidades, puedes entender y atender mucho mejor las de los demás.

Cuando tú te quieres, muestras al mundo una sana relación contigo misma, y te conviertes, quieras o no, en un referente para muchos. Somos seres sociales y aprendemos de l@s que están a nuestro alrededor.

Ama. Ama mucho. Ama bien. Y ámate hasta expandirte al máximo.

 Si necesitas un empujón para tu autoestima, puedes acceder a una sesión de orientación gratuita aquí.

 

 

Mar de Borja
mar@mardeborja.com

Mar de Borja es psicóloga holística y creativa por eso trabaja enfocada en esos espíritus libres que quieren encontrar la paz interior para disfrutar de la vida. Emprendedora, practicante de la meditación y amante de la naturaleza. Cree firmemente que todos tenemos derecho a ser plenamente felices y su misión es ayudarte a que sigas tu propio camino.

2 Comentarios
  • María
    Publicado a las 14:25h, 05 septiembre Responder

    Me ha encantado este post !!

    • Mar de Borja
      Publicado a las 12:51h, 12 septiembre Responder

      Me alegro mucho María. Un placer verte por aquí. 🙂

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies