Cómo gestionar tus emociones en jornadas de reuniones, networkings o conferencias

Hoy vengo a hablarte de tu área laboral, esa que creemos que está libre de emociones.

Si te cuesta gestionar emocional y energéticamente reuniones grandes, si no sabes cómo puedes cuidarte en un networking para no desgastarte o si asistes a jornadas de conferencias, este post es para ti.

Muchas personas dejan de asistir a este tipo de eventos porque creen que no van con ell@s, no les gustan o se sienten extrañ@s. Incluso puede que sientas que no forma parte de tu estilo de vida. Te entiendo.

No quiero que ese sentimiento te limite y frene tu crecimiento profesional. Tal vez sea el momento de aprender a gestionar tu energía y tus emociones en estos encuentros.

Recientemente, por el impulso de mi proyecto de Psicología holística y estilo de vida, me he encontrado en situaciones nuevas.

El mundo de este tipo de encuentros y en especial el networking requiere atención especial para gestionar correctamente nuestras emociones. ¿Por qué? Porque estamos completamente expuest@s y saliendo de nuestra zona de confort.

Y, si has asistido a alguno de estos encuentros, estoy segura de que el día siguiente estás de resaca. De resaca emocional.

¿Qué puedo hacer antes?

  1. Previsión. Cuanto mayor me hago, más fan soy de ser previsora y organizada. Si ya sabes que vas a tener un evento grande, un reto nuevo a la semana, permítete que el día anterior sea más relajado, incluso puedes hacer algo para cuidarte.

Gimnasio, manicura, relajación, paseo… De esta forma te estarás preparando corporal y mentalmente para acoger lo que llegue.

  1. Objetivo. Según tu sector puede que estos encuentros sean realmente claves para la evolución de tu negocio o de tu carrera profesional. Piensa qué quieres conseguir exactamente de este encuentro.

¿Buscas colaboradores? ¿Que más personas te conozcan? ¿Aprender cómo hacen otros? ¿Exactamente qué? Recuerda que a veces las metas más pequeñas pueden ser las más efectivas.

  1. Actitud. Si has tomado la decisión de asistir es porque realmente te apetece conseguir la oportunidad que te brinda. Hace años que asisto a formaciones en fin de semana y recuerdo cómo los primeros años me hacía refunfuñar tener que madrugar un sábado.

Se terminó el día que me dije a mí misma “LO HAGO PORQUE QUIERO, no es ninguna obligación”. La actitud positiva te hace estar más receptiv@ y abiert@, y eso se nota.

 

¿Qué puedo hacer durante?

 

  1. Campamento base. Si conoces a alguien y te hace sentir cómod@, puedes sentarte cerca y acudir a este campamento base cada vez que te sientas cansad@ o quieras estar en tu zona de confort.

 

  1. Ser natural. En estos acontecimientos estamos fuera de nuestro entorno habitual y nos ponemos nerviosos.

No es necesario ni estar todo el rato hablando, ni mostrarte siempre el/la más simpátic@, ni el/la más estupend@. Esto desgasta que no veas, es un sobreesfuerzo para tu cuerpo. Pero lo peor es que la mayoría de las veces se siente forzado.

 

  1. Explora. Conoce a alguien nuevo conectando con la curiosidad de tu niñ@ interno. ¡Nunca sabes a quién tienes al lado! Somos personas y recordamos las anécdotas, las historias y las emociones mucho más que las tarjetas de visita.

 

  1. Cuando te agobies, levántate, cambia de postura, ve a por agua, permítete tomar aire o estar un instante sol@ y conectar contigo mism@. Respira y visualiza cómo te enraízas en la tierra. Automáticamente cambiará tu estado interno.

 

  1. Hidratación y alimentación. Cuerpo, cuerpo y más cuerpo. Tal como nos alimentemos ese día se reflejará. Alimentos ligeros, suaves, de fácil digestión y mucha hidratación sería lo óptimo. Nuestro cuerpo está trabajando un montón y nuestro cerebro también.

 

  1. En el interior del bolso. Para ayudarte, puedes recurrir a anclajes, aceites esenciales, piedras o amuletos. Todo lo que a ti te ayuda en el día a día y en momentos de estrés.

 

Aunque no te sientas estresad@, es una situación ansiógena ( que genera ansiedad) por sí sola.

 

¿Qué puedo hacer después?

  1. Despejar el día (o días, en función de tu rápida recuperación) siguiente para descanso, paz y, si puedes, naturaleza.

 

  1. Deja que todas las emociones vuelvan a la calma y las nuevas ideas se aposenten. Es normal tener dificultades para dormir y estar intranquil@. Recuerda que se ha movido mucha energía.

 

  1. Escribe lo más destacable de la reunión y lo que has conseguido. Y, sobre todo, las nuevas ideas.

 

Tengo que reconocer que después de cada uno de estos encuentros mi cabeza va a mil por hora y salen ideas creativas e innovadoras. ¡Que no se queden en el aire!

 

  1. Si tus resacas emocionales son monumentales, recuerda todo lo que has conseguido.

Apelar a lo que estás consiguiendo te va a ayudar a entender el significado y a aprender qué te ocurre a ti y qué puedes hacer la próxima vez para sentirte más comod@.

Espero que te haya parecido útil esta cantidad de tips creados desde la experiencia y el corazón. Comparte con quien sientas que le pueden mejorar sus días de jornadas explosivas. Cuidarse y brillar en el ámbito laboral no es incompatible.

Puedes tenerlo todo.

Mar de Borja
ecoutelamer@gmail.com

Mar de Borja es psicóloga holística y creativa por eso trabaja enfocada en esos espíritus libres que quieren encontrar la paz interior para disfrutar de la vida. Emprendedora, practicante de la meditación y amante de la naturaleza. Cree firmemente que todos tenemos derecho a ser plenamente felices y su misión es ayudarte a que sigas tu propio camino.

4 Comentarios
  • Elena
    Publicado a las 09:37h, 10 junio Responder

    Gracias por este artículo lleno de ideas emocionales para sentirnos a gustito antes, durante y después de quedadas & eventos.
    Me viene de maravilla, Mar
    Un abrazo enorme

    • Mar de Borja
      Publicado a las 18:31h, 10 junio Responder

      Qué alegría escucharte Elena! Me alegro muchísimo. Hay que buscar estar cada día a gustito con más cosas verdad? Aquí una al servicio. 😉 Abrazo gigante!

  • MariaJosé
    Publicado a las 18:29h, 02 marzo Responder

    ¡Hola Mar! Soy MariaJosé Uceda, compañera de Extraordinaria y quería escribirte para decirte que me ha encantado tu post. La verdad es que a mi el previo y el evento en si solo me generan cosas buenas pero soy taaaan intensa y lo vivo todo tanto que al día siguiente es como si viniera de una maratón. Me ha encantado eso de planificar y despejar la agenda antes y después e incluir en esos días actividades relajantes, serenas y que nos ayuden a recargar. Sin duda tomo nota para el evento de Extraordinaria en Septiembre (soy online, jeje)
    Nos vemos por la comunidad, un abrazo.

    • Mar de Borja
      Publicado a las 05:18h, 05 marzo Responder

      Hola Maria José, que alegría verte por aquí. Por supuesto que ayuda, la emoción es bienvenida pero necesita espacio también. 🙂 Un abrazo enorme y nos vemos en setiembre!

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies